Día de la Energía Atómica  
 
 

 
02/06/2011
 

La actividad nuclear en nuestro país se encuentra en franco desarrollo y crecimiento, motorizada a partir de la reactivación nuclear "lanzada" oficialmente en agosto de 2006 y basada en dos cuestiones primordiales y estratégicas: la generación de energía nucleoeléctrica y las aplicaciones de la tecnología nuclear a la salud pública y en la industria. Cinco años después es importante recordar y resumir los puntos principales de dicha reactivación: a) finalización de la construcción de la central nuclear Atucha II, b) extensión de la vida útil de la central nuclear Embalse, c) puesta en producción de la Planta Industrial de Agua Pesada, d) construcción de una cuarta central nuclear de potencia, e) construcción del reactor de diseño argentino CAREM, f) reactivación de la planta de producción de uranio enriquecido de Pilcaniyeu, g) reactivación de la minería del uranio y más recientemente, el lanzamiento del proyecto del nuevo reactor argentino de investigación y producción, RA-10.

 

La Asociación de Profesionales de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Actividad Nuclear (APCNEAN) del país, reconoce y destaca el apoyo que le han dado a la actividad nuclear las más altas Autoridades de la Nación y apoya sin ambigüedades su reactivación.

 

Ahora bien, es importante destacar también que el nivel del desarrollo nuclear de nuestro país -reconocido en todo el mundo-  es fruto de la labor sostenida y superadora de los trabajadores del sector nuclear argentino, desde la creación de la Comisión Nacional de Energía Atómica en 1950, hasta el presente.  Son ellos, los trabajadores de todas las instituciones nucleares del país, los verdaderos "hacedores" del desarrollo del conocimiento que permitió llevar adelante las realizaciones con que hoy contamos y que ubican a nuestro país entre los avanzados en materia de desarrollo nuclear para usos pacíficos y seguros.  Son ellos, los trabajadores del sector, los que están llevando adelante esta reactivación y manteniendo a nuestro país en la destacada posición internacional que ostenta.

 

Sin embargo este rol fundamental del trabajador de la actividad nuclear no tiene como contrapartida un reconocimiento equitativo en materia salarial en los principales organismos del sector nuclear oficial.  

 

Desde la APCNEAN, con el derecho que nos da nuestra personería gremial y nuestra reconocida trayectoria a lo largo de 45 años de actuación, destacamos que llevamos más de cinco años reiterando reclamos para participar de paritarias y en las principales instituciones todavía no lo logramos.  En la CNEA se encuentran suspendidas desde fines de 2007, en la ARN no se abrieron nunca, pese a nuestra exigencia, y en la NASA sigue sin reconocerse nuestro legítimo reclamo para participar de la renovación del Convenio Colectivo de Trabajo.

 

La APCNEAN seguirá bregando por la unidad de todos los trabajadores, por el desarrollo de la actividad nuclear argentina integrada, capacitada para enfrentar los desafíos y alcanzar los objetivos necesarios para lograr un mejor país para todos.

 

LA APCNEAN SALUDA A TODOS LOS TRABAJADORES DE LA ACTIVIDAD NUCLEAR EN ESTE DÍA.

 

BUENOS AIRES, 31 de mayo de 2011.


.